Home

Tras llevar un tiempo hablando con mi hijo sobre su futuro, qué carrera quiere estudiar, donde tendría que ser, qué tipo de trabajo es el que desea…llegamos a conclusiones bastante claras, pero hoy en día sólo tengo una cosa segura: Yo no lo dejo ir ni loco a la Ull.

Hasta hace unos días, la ULL me parecía una universidad con bastantes factores a favor para alguien que como yo viva en Tenerife. Estaba dispuesto a mandar a mi hijo, siendo consciente de sus aptitudes para el estudio, a una universidad que se encuentra desde mucho atrás en la cola del estado, pero es que hoy en día…ese es el menor de los problemas de la ULL.

Tras leer el siguiente titular en la prensa: “Los miembros claustrales de AMEC se exponen a la expulsión de la ULL por defender los intereses de los estudiantes y por ejercer su derecho a opinar libremente”, me paro a reflexionar:

Si yo, padre de familia, dependo de una beca para que pueda cumplir mi sueño como padre: “que mi hijo termine una carrera” y leo lo anterior, el primer sentimiento que me viene a la cabeza es sentirme hasta culpable por lo ocurrido. Esto es así porque como padre de becado, YO SOY PROTAGONISTA de una denuncia como la anterior, tanto yo, tanto mi hijo, tanto cualquier familia que dependa de una beca para ejercer ese derecho constitucional llamado: “derecho a la educación”. Si esto pasa en la facultad que se supone de psicología, no me quiero imaginar lo que pase en las demás…

¿Cómo se me ocurriría a mí, mandar a mi hijo a semejante ejemplo de educación?

Ni de día, ni mucho menos de noche. Ahora que mi hijo se hace mayor, y necesita otra educación acorde a su mayoría de edad, me niego a que pueda pasar por una brutalidad como esa.

¿Qué va a pasar el día en que tenga que reclamar una nota? ¿Se lo van a llevar los seguritas a base de palos?

Quiero que mi hijo vaya a una universidad donde aprenda una carrera, y aprenda a convivir con humanos, no para que aprenda a ser un hijo de…

Quiero que mi hijo aprenda que estudiar, a relacionarse, y a reclamar lo que es suyo cuando lo tenga que hacer, y con todo este tema de los estudiantes expulsados de la ULL, no le puedo permitir la entrada a una institución de la que por último la prensa sólo habla de agresiones, persecución política, abuso de poder, manipulación, expedientes etc etc.

Mientras siga con ganas de poder entregarle a mi hijo algo de ese sentido que me enseñaron a mí: “Humanidad”. Mi hijo no va a sufrir lo que por desgracia están sufriendo otros en la ULL, mi hijo se puede permitir estudiar en una Universidad, y por desgracia, para cumplir lo voy a tener que mandar fuera de esta Universidad.

 

                                                                                                                    Antonio Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s