Home

Comunicado del grupo claustral de la ULL ESPACIO PARA LA UNIDAD DEL PAS (EUPAS):

El grupo claustral EUPAS nos sentimos obligados a comunicar nuestra opinión respecto al expediente disciplinario, que puede costar la expulsión de la universidad a los 23 miembros de AMEC.

Creemos que AMEC es un grupo claustral con los mismos derechos de participación y opinión que todos los grupos claustrales de los distintos sectores de la comunidad universitaria. Por ello, nos asombra que la emisión de un comunicado el 28 de febrero de 2011, en el que se “lamentaba profundamente la negligencia en la tramitación de expedientes de solicitud de becas por parte de la Facultad de Psicología” , haya provocado reacciones tan desproporcionadas, y esté desembocando en un espectáculo público bochornoso e impropio de una universidad pública española del siglo XXI, que debería tener canales de reclamación y de solución de conflictos en un marco institucional de normalidad democrática.

Si retomamos el hilo de los hechos acaecidos hace ya casi un año, tras aquel comunicado, aparecieron en prensa los desmentidos de la Facultad de Psicología y del Rector negando cualquier tipo de negligencia en la tramitación de las becas. Hasta aquí, desde nuestro punto de vista, todo discurre de la forma habitual en estos casos de denuncia pública.

Sin embargo, en el mes de marzo, y ante las manifestaciones de los representantes sindicales del PAS, el grupo AMEC publica en su web una nota de prensa manifestando que “en ningún caso la intención de esta organización ha sido criticar el trabajo del PAS destinado en la Facultad de Psicología. Más bien al contrario, ya que AMEC no puede sino admirar el esfuerzo diario que realizan a pesar de los escasos medios de los que les dota la propia Facultad” y solicitan “que ProEduca y la ULL aclaren entre sí de una vez lo sucedido y, mientras tanto, que se arregle la situación de todos los perjudicados”.

Nos parece que todos los que en ese momento quisieron exponer su posición lo hicieron libremente con los medios a su alcance, como debe ser en una sociedad democrática. Sin embargo, el sorprendente resultado es la apertura de expediente a los miembros de un grupo claustral, por la comisión de una falta grave tipificada en un Reglamento disciplinario de 1954, que aunque está parcialmente en vigor, su aplicación ha sido puesta entredicho en distintos foros de las universidades españolas, recomendando la máxima cautela ya que fue redactado durante la dictadura franquista, y por tanto es una normativa pre constitucional. Su uso es reprochable política y éticamente, por ello en muchas universidades se ha optado por un nuevo reglamento propio.

Desde EUPAS queremos unirnos a las voces que piden que se reconsideren las posturas adoptadas, y se intente abordar las discrepancias mediante el diálogo, con un máximo respeto al derecho de libertad de expresión. Debemos evitar el camino del enfrentamiento estéril entre sectores de la comunidad universitaria, pero debe ser respetado el ejercicio de la labor de representación claustral, que como en el caso de los representantes sindicales, esta protegida frente a los expedientes disciplinarios por actividades realizadas en el ejercicio de sus funciones.

Queremos formar parte de una Universidad con madurez democrática, constituida por individuos y colectivos que pueden manifestarse libremente y en la que ‘la palabra’ en todas sus formas discursivas es necesaria y suficiente para la denuncia y para la réplica, para la aclaración y para la resolución de problemas. Por lo que pedimos la retirada del expediente disciplinario a los alumnos de grupo AMEC y la apertura de un proceso de mediación entre las partes implicadas, dirigido por la Unidad de Mediación y Asesoramiento de Conflictos de la Universidad de La Laguna. Este proceso debe tener garantías de independencia, sin la intervención de equipos rectorales o de facultad, que puedan instrumentalizar el problema.

Fuente: http://eupas-ull.blogspot.com/2012/02/sobre-el-expediente-disciplinario-los.html

Anuncios

2 pensamientos en “Sobre el expediente disciplinario a los miembros del grupo claustral AMEC [Comunicado de EUPAS]

  1. Completamente de acuerdo con vuestro punto de vista.
    ¿Cómo es posible que los miembros de esta comunidad universitaria no hayan salido de inmediato a protestar por tal agresión a la libertad de expresión?
    ¿Donde quedó la lucha por esos valores que consideramos irrenunciables? ¿Dónde está la solidaridad?
    ¡Qué incongruencia tan grande! Me recuerda esta respuesta a esos papás que le dicen al hijo “Tú haz lo que te digo, no lo que yo hago”
    Con nuestra conducta también enseñamos. Luego nos quejamos del supuesto “pasotismo” de los jóvenes.
    ¿Es que no vamos a hacer nada?

  2. Ni loco dejo ir a mi hijo a la Universidad de La Laguna.
    Tras llevar un tiempo hablando con mi hijo sobre su futuro, qué carrera quiere estudiar, donde tendría que ser, que tipo de trabajo es el que desea…llegamos a conclusiones bastante claras, pero hoy en día sólo tengo una cosa segura: Yo, no lo dejo ir ni loco a la Ull.
    Hasta hace unos días, la ULL me parecía una universidad con bastanteas factores a favor para alguien que como yo, viva en Tenerife. Estaba dispuesto a mandar a mi hijo, siendo consciente de sus aptitudes para el estudio, a una universidad que se encuentra desde mucho atrás en la cola del estado, pero es que hoy en día…ese es el menor de los problemas de la ULL.
    Tras leer el siguiente titular en la prensa: “Los miembros claustrales de AMEC se exponen a la expulsión de la ULL por defender los intereses de los estudiantes y por ejercer su derecho a opinar libremente”, me paro a reflexionar:
    Si yo, padre de familia, depende de una beca para que pueda cumplir mi sueño como padre: “que mi hijo termine una carrera” y leo lo anterior, el primer sentimiento que me viene a la cabeza es sentirme hasta culpable por lo ocurrido. Esto es así porque como padre de becado, YO SOY PROTAGONISTA de una denuncia como la anterior, tanto yo, tanto mi hijo, tanto cualquier familia que dependa de una beca para ejercer ese derecho constitucional llamado: “derecho a la educación”. Si esto pasa en la facultad que se supone de psicología, no me quiero imaginar lo que pase en las demás…
    ¿Cómo se me ocurriría a mí, mandar a mi hijo a semejante ejemplo de educación?
    Ni de día, ni mucho menos de noche. Ahora que mi hijo se hace mayor, y necesita otra educación acorde a su mayoría de edad, me niego a que pueda pasar por una brutalidad como esa.
    ¿Qué va a pasar el día en que tenga que reclamar una nota? ¿Se lo van a llevar los seguritas a base de palos?
    Quiero que mi hijo vaya a una universidad donde aprenda una carrera, y aprenda a convivir con humanos, no para que aprenda a ser un hijo de…
    Quiero que mi hijo aprenda que estudiar, a relacionarse, y a reclamar lo que es suyo cuando lo tenga que hacer, y con todo este tema de los estudiantes expulsados de la ULL, no le puedo permitir la entrada a una institución de la qué por último la prensa sólo habla de agresiones, persecución política, abuso de poder, manipulación, expedientes etc etc.
    Mientras siga con ganas de poder entregarle a mi hijo algo de ese sentido que me enseñaron a mí: “Humanidad”. Mi hijo no va a sufrir lo que por desgracia están sufriendo otros en la ULL, mi hijo se puede permitir estudiar en una Universidad, y por desgracia, para cumplir lo voy a tener que mandar fuera de esta Universidad.
    Antonio Rodriguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s